Suave y dulce sabor de lo natural
Originario de China, el pasado místico del durazno está rodeado de creencias que sostienen trae protección, buena suerte y abundancia para aquellos que lo consumen. La dulzura de este fruto combina a la perfección con las hojas de té verde taiwanés. Chaitea Durazno ofrece las propiedades saludables del té verde sin perder una sola gota de sabor.