04 Abr de 2014
10 pasos: acelera tu metabolismo
Con cada alimento y bebida que ingieres, debes dar gracias a tu metabolismo que convierte estas sustancias en energía, entre más rápido sea el metabolismo, más calorías vas a quemar.
8 de 20

Una de las más comunes y malas costumbres es saltarse las comidas, ya sea porque se quiere adelgazar o porque no da mucha hambre, pero luego de una larga espera, se ingiere una cantidad de comida a mediodía o por la noche. En las mañanas qué haces normalmente, como no da hambre, te tomas un café antes de salir de casa; en el trabajo o estudio tomas otro café … y así pasa la mañana y no has comido nada, esta práctica es muy mala para adelgazar y hace que el organismo sea lento y guarde más calorías que las que se queman.

 

Si activas tu metabolismo ayudas a tu cuerpo a quemar energía de manera natural e incluso cuando está en reposo. Por eso te recomendamos algunos hábitos que debes seguir para ayudar a que tu metabolismo trabaje como un reloj.

 

  1. Desayuna todos los días. No esperes mucho tiempo para ingerir un alimento o bebida, si despiertas tu metabolismo temprano, son más las calorías que gastas a lo largo del día. Si desayunas bien, das a tu cuerpo todo lo necesario para recomponerse de un ayuno nocturno y no tendrás hambre el resto del día.

  2. Duerme bien. Duerme entre 6 a 8 horas, el sueño reparador es importante, no solo sentirás más hambre cuando duermes poco sino que también ralentizas el metabolismo de una manera considerable.

  3. Controla la grasa. Es demostrado que se queman más calorías consumiendo alimentos pobres en grasa. Los alimentos ricos en carbohidratos y proteínas generan mayor gasto de calorías que los ricos en grasa. Por eso es recomendable consumir grandes cantidades de alimentos como legumbres, verduras, frutas y cereales.

  4. Bebe té verde. Además de ser una fuente de antioxidantes, investigaciones han demostrado que es un buen acelerador del metabolismo, producto que es bajo en calorías por lo que es una buena opción para consumir a cualquier hora del día.

  5. Come cada 3 horas. Si realizas 5 comidas al día aseguras una alimentación variada y aumentas la energía que se gasta en el procesamiento de los alimentos, así gastas más calorías manteniendo alto tu metabolismo. Las meriendas deben ser ligeras con alimentos bajos en calorías, ricos en fibra y proteína.

  6. Incrementa la intensidad de tu entrenamiento. Para mantener tu metabolismo en buen ritmo, debes incluir entrenamientos con intervalos de alta intensidad, de esta manera harás que tu metabolismo queme más calorías incluso tiempo después de este.

  7. Controla los carbohidratos. Los carbohidratos son una buena fuente de energía. Consume los de índice glucémico bajo como los cereales integrales, arroz integral, verduras, hortalizas, y evita los de alto índice glucémico como los azúcares, dulces, pastas, pan.

  8. Bebe agua. El agua ayuda a limpiar y eliminar toxinas que te pueden favorecer para la pérdida de grasa.

  9. Sé constante. Necesitas crear nuevos hábitos para que tu metabolismo trabaje más rápido de lo normal, por eso sé constante y no abandones a las pocas semanas, con tu metabolismo activo quemas más grasa y lograrás los resultados deseados.

  10. Come conscientemente.  Conoce algunos alimentos que ayudan a acelerar tu metabolismo y llévalos a la mesa a diario, así te darás cuenta que incluirlos es una buena opción.

 

En el mes de la salud, consiéntete y cuídate, porque con #ViveChaitea ¡Cuidarse vale la pena!


Conoce algunos alimentos que te ayudarán a acelerar tu metabolismo.